jueves, 3 de diciembre de 2009

Carrusel

Y el mundo seguirá girando, como un Carrusel que va en una sola dirección, sin prisas, sin lamentaciones, sin mirar hacia atrás. El galope de sus pies mostrarán nuestras ilusiones de niño, toda aquella inocencia perdida con la que soñamos volver a resucitar. Tal vez tan sólo quede la esperanza de volver a ser guerreros y princesas de cuentos de hadas, deseando que nunca pare nuestro circo, que las luces eléctricas nunca se vayan a apagar.


Paris es un lugar mágico, sin duda...

2 comentarios:

  1. sueños... sin ellos... no podríamos vivir, eh? ;)
    beso!

    ResponderEliminar
  2. volver a ser guerreros y princesas... me encanta. ;-)

    ResponderEliminar