lunes, 24 de mayo de 2010

Amoratado

Con su cuerpo amoratado cosecha limones en el estercolero
y en el amor atado a otro cuerpo tiende desilusiones de recuerdos.

Y es que la decepción suele ser el hombre más violento...

Fotografía Laura Marcos.

8 comentarios:

  1. "y en el amor atado a otro cuerpo tiende desilusiones de recuerdos."

    Gracias por tus comentarios.
    Un beso.

    Loreto

    ResponderEliminar
  2. Habrá que curar y mimar esas heridas pues...sin más dilación :) Que no hiere quien quiere, hiere quien puede...y a ti preciosa...no te puede NADIE :)Si no te conociera te diría que arriba, que la decepción es un espejo del que no podemos huir, pero podemos romperlo en pedacitos...pero como te conozco, estoy tranquila :)
    Un beso Hada!!! Y ya sabes...si lo necesitas, te ayudo a limpiar esas desilusiones, no hacen nada tendidas...solo secarse :)

    ResponderEliminar
  3. muy buena la foto, excelente las palabras.

    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  4. Un hombre violento, no es un hombre, es un mierda...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La decepción siempre me pilla desprevenida... la vida es un asco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. triste lo que escribes pero con mucho sentimiento

    ResponderEliminar
  7. Sí, tienes toda la razón. Supongo que eso se debe a que los mayores golpes se llevan siempre por dentro.

    La imaginación y los sueños en general son frágiles, les gusta volar pero nunca desestabilizarse. Decepcionarlos es la forma más cruel de golpearlos...

    Hug.

    ResponderEliminar